Armando de la Cruz Cortés, abogado, Tequio Jurídico, Oaxaca de Juárez, Oaxaca.

Armando de la Cruz es integrante de la asociación civil Tequio Jurídico y del Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios, que defienden el derecho a la tierra y al territorio de comunidades indígenas de Oaxaca. Debido a su labor, ha sufrido hostigamientos y amenazas. Los hechos en su contra que ha podido denunciar permanecen en la impunidad.

Soy indígena chontal de la comunidad San Miguel Chongos, Yautepec, Oaxaca y abogado de profesión. Desde pequeño me inculcaron la vida comunitaria, participar en las asambleas. Aunque por mi edad no tenía voz ni voto, entendí cómo se desarrollaba la asamblea, aportar nuestro trabajo a esa colectividad (a la parcela escolar o comunitaria), conocer a la gente. Colaboro, desde hace quince años, con la Asociación Civil Tequio Jurídico en la “Defensa Colectiva del Territorio”, con comunidades chontales, zapotecas, chatinas, mixtecas y algunos pueblos negros en la costa.

Actualmente, hay una serie de problemáticas en la región, principalmente por el territorio, en la zona con presencia de concesiones mineras, con problemas de maíz transgénico.

Exige a las autoridades que actúen

para que México deje de ser uno de los países más peligrosos del mundo para las personas defensoras de derechos humanos.

¡Alza la Voz!

Con Tequio hemos logrado que en siete u ocho comunidades, se detenga el “Programa de Certificación de Derechos Ejidales y titulación de solares urbanos”, impulsado por el gobierno federal cuyo objetivo es privatizar la tierra comunal. Cuando comenzamos el trabajo, personas de la Procuraduría Agraria intentaban convencer a la gente con mentiras para que aceptaran el programa. Así, iniciamos un análisis jurídico minucioso del programa, que nos permitió detener la certificación y evitar que entrara en esas comunidades, quienes hasta el día de hoy tienen un control comunitario de su tierra y han reglamentado ellos mismos su vida interna.

Dado que demandamos al secretario de gobierno, a la Subsecretaría de Fortalecimiento Municipal y a tres instancias gubernamentales más, inició un problema con el presidente municipal de San Carlos, lo que desencadena una serie de amenazas, por ejemplo, agentes me decían: “Me llamó el presidente, está muy molesto, ya sabe que estás detrás de la demanda de amparo, te va a chingar, te va a chingar en cualquier momento que lo veas”. Además de ellos, los caciques que tienen el control de la tierra van violando derechos humanos mientras intentan mantener el control de las zonas.

En las comunidades nos piden que nos cuidemos, que siempre estemos avisando dónde estamos y con quién; la gente, pues, nos iba a recoger y nosotros aprendimos a conocer las veredas y aprendimos a confiar entre nosotros y cuidarnos. En algunos casos hemos hecho denuncias, conferencias de prensa, boletines informativos, enterar a la opinión pública de lo que vivimos. Aunque el territorio nos complica mucho para que las personas puedan venir a levantar una denuncia, a veces deben viajar diez ó doce horas en transporte público y comunitario, es decir, atravesar ocho ó nueve municipios. Todo esto hace que la gente, pese a vivir violaciones graves a los derechos humanos, deciden no denunciar, porque hay una imposibilidad de comunicación, les implica recursos y además por la experiencia de que no hay una atención efectiva; la gente opta por no hacer nada. En los casos que hemos estado involucrados nosotros en Tequio, se han hecho denuncias y no ha habido una respuesta favorable de parte de las autoridades.

Estamos conscientes que ser defensor de derechos humanos es una cuestión de riesgo constante; no queremos caer en la paranoia y dejar de salir o creer que cualquier acontecimiento es una amenaza. Intentamos manejar el temor. Pero nos motiva la defensa de estas comunidades, lo cual es un logro importante, marca, de cierta manera, una diferencia, pues lograron un mecanismo de defensa colectiva que las comunidades que sí están certificadas no tienen. Todo esto es fundamental sobre todo en la defensa del territorio, que no se pierda, que no se individualice la forma de ver la tierra y de ver un conjunto de estructuras y de instituciones al interior de la comunidad. Entonces, por ahí nosotros apostamos en nuestro trabajo, estamos atentos a que se fortalezcan esos los pilares comunitarios y se vuelve un principio de equilibrio. Los pueblos están organizándose para defender lo único que tienen que es la tierra, eso es esperanzador porque si no lo hacen ellos, ¿quién lo va a hacer?

Tequio Jurídico

Sitio. www.tequiojuridico.org
Fb. www.facebook.com/tequiojuridicoac
Twitter. www.twitter.com/tequiojuridico

Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios

Sitio. www.endefensadelosterritorios.org

Descarga y/o Comparte las postales

¡Ayúdanos a esparcir la voz!

¡Conoce la historia detrás de un defensor/a!