Elsa Arista González, promotora y observadora de derechos humanos, integrante de la Red Universitaria de Monitores de Derechos Humanos, México, D.F.

Elsa Arista trabaja para la organización Red Universitaria de Monitores de Derechos Humanos ofreciendo talleres de educación en derechos humanos y trabajo comunitario. En el interior de la República, principalmente en Guerrero y Puebla, desarrolla trabajos de observación y apoyo en proyectos comunitarios. Fue agredida durante la marcha del 2 de octubre en 2013.

“Pertenezco a la Red Universitaria de Monitores de Derechos Humanos, trabajamos cuestiones relacionadas a la educación y también hacemos trabajo comunitario. Yo soy de Ciudad Nezahualcóyotl.

Cuando iba a la universidad, trabajábamos como colectivo de estudiantes, ahí comenzamos a relacionarnos con otras organizaciones de derechos humanos como la Afadem (Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de violaciones a los Derechos Humanos en México) y con la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (Limeddh). Tomé un taller con la Limeddh, ellos nos dijeron que si queríamos ir a monitorear Oaxaca. Esto fue en 2006.

Exige a las autoridades que actúen

para que México deje de ser uno de los países más peligrosos del mundo para las personas defensoras de derechos humanos.

¡Alza la Voz!

Desde ahí comencé a involucrarme, sobre todo cuando sucedió lo de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO). Durante ese proceso, hubo muchísimas detenciones, secuestros, asesinatos y persecuciones. Ayudábamos a las víctimas y también documentábamos los casos. La situación de Oaxaca tuvo un gran impacto para mí, ahí decidí que quería formarme y trabajar en las cuestiones de derechos humanos.

Me interesa mucho la cuestión de derechos humanos como cultura, en especial después de la muerte de cuatro estudiantes mexicanos en Sucumbíos, Ecuador. A partir de esto comencé a realizar talleres dentro de la facultad para monitores de derechos humanos. Ahí formamos la Red, en 2008, con el fin de atender a peticiones de compañeros y compañeras estudiantes que necesitaban acompañamiento y observación.

Teníamos que hacer algo para que este asunto no se quedara sólo con señalarlo, por esto decidimos hacer capacitaciones. En la UNAM es donde más hemos participado, especialmente cuando se propuso la Reforma Integral de la Educación Media Superior, que buscaba desaparecer las humanidades del nivel medio superior.

Por la cuestión de monitoreo hemos recibido algunas agresiones, como en el caso del 2 de octubre, donde golpearon a monitores y monitoras y a los del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, fue ahí cuando nos dimos cuenta del riesgo que corríamos monitoreando manifestaciones.

Antes exigíamos que se respetaran las garantías individuales de las personas que se manifiestan, ahora pedimos lo mismo para quienes las monitorean. Tengo un hijo, entonces, cuando alguien te amenaza piensas que también lo pueden dañar a él.

Las personas defensoras no sabemos si nuestras acciones pueden repercutir a otras, a veces te sientes culpable de situaciones que puedan perjudicar a alguien más. Como defensora, yo entiendo los procesos por los que pueda pasar cualquier otro luchador o luchadora social, pues no estamos exentas del peligro.”

 

Red Universitaria de Monitores de Derechos Humanos

Twitter: @rumodh https://twitter.com/rumodh

Facebook: https://www.facebook.com/reduniversitaria.monitoresderechoshumanos

 

Descarga y/o Comparte las postales

¡Ayúdanos a esparcir la voz!

¡Conoce la historia detrás de un defensor/a!