Jorge Andrade, cofundador e integrante del Colectivo Ustedes Somos Nosotros, México D.F.

Ustedes Somos Nosotros surge en julio de 2012 en respuesta a acontecimientos como el cierre del albergue San Juan Diego, en Lechería, Estado de México, y el descarrilamiento del tren que dejó varados a cientos de personas migrantes en el sur de México. El Colectivo proporciona asistencia humanitaria, asesoría y acompañamiento por violaciones a derechos humanos de personas migrantes en la ruta del Estado de México. Sus cofundadores Andrea González y Jorge Andrade han sido objeto de amenazas, hostigamientos, allanamiento y robo de información, éste último sufrió un ataque en abril de 2014 en donde resultaron heridas dos personas por arma de fuego. En noviembre de 2014, dos voluntarios del Colectivo, Adrián y Wilson, fueron asesinados.

“Soy antropólogo de profesión y formo parte del Colectivo Ustedes Somos Nosotros, que trabaja para la defensa y promoción de derechos humanos de las personas migrantes, principalmente en el Estado de México. Andrea González y yo fundamos el Colectivo después de brindar ayuda humanitaria a las personas que se encontraban esperando a que el tren La Bestia volviera a funcionar tras su descarrilamiento.

Con todas las historias que conocimos, ampliamos nuestras tareas, ya no sólo les brindamos comida, medicina o ropa, sino que también comenzamos a hacer acompañamiento y denuncias por presuntas violaciones a derechos humanos de las personas que son víctimas. Con el paso del tiempo, el trabajo se diversificó y empezamos a coordinar la carpa temporal del albergue de Tultitlán y, después, del albergue San José en Huehuetoca, en el Estado de México.

El contexto en el que viven las personas migrantes en la zona no es muy diferente a lo que pasa en el sur o cerca de la frontera, pero no ha sido visibilizado, muy pocas organizaciones trabajan aquí. Se han cerrado tres albergues y la presencia del crimen organizado es muy fuerte en el corredor que va desde Lechería, Tultitlán, Huehuetoca, Tequisquiac, Apasco hasta Bojay, Hidalgo, diferentes bandas trabajan y tienen en sus filas a polleros y guías, incluso policías municipales y estatales corruptos.

Exige a las autoridades que actúen

para que México deje de ser uno de los países más peligrosos del mundo para las personas defensoras de derechos humanos.

¡Alza la Voz!

La violencia a la que se someten las y los migrantes en su cruce ha ido escalando, incluso las organizaciones que los apoyan viven amenazas directas, nosotros en el Colectivo vivimos un atentado en abril del 2014 y el asesinato de dos de nuestros compañeros, Adrián y Wilson, en noviembre del 2014.

Las personas migrantes llegan en condiciones bastante deplorables, vienen de un viaje de entre seis a doce horas, en donde no comen, están deshidratadas, cansadas, sin poder dormir, vienen con los pies lacerados, además traen muchísimo estrés pues son testigo de delitos como violaciones, asesinatos y extorsiones.

Creo que la migración se debe de entender desde los procesos económicos que se viven a nivel mundial; tenemos países desarrollados y países subdesarrollados, este sistema económico ha permitido que algunas personas tengan más y otras menos, entonces, la gente sale de su lugar de origen huyendo de la violencia, porque no tienen para educación, comida ni salud.

Lo que yo he reflexionado es que en las zonas por donde pasa la ruta del tren son zonas deprimidas social y económicamente, donde sus luchas históricas han sido la dotación de servicios, seguridad, alumbrado, agua, pavimentación de caminos, etc.

Cuando nosotros ayudamos a las personas migrantes, nos hemos enfrentado incluso a que las amistades y la familia cuestionen nuestro trabajo porque no son personas mexicanas; aunque hemos logrado sortear estos eventos, sabemos que siguen existiendo sectores sociales que ven con desaprobación los esfuerzos que venimos realizando.

Este trabajo impacta mucho la forma en cómo llevas tu vida personal, mi relación se limita a tres, cuatro personas a nivel familiar, tus amistades se centran en aquellas que están en el medio y tu vida cambia radicalmente. Pese a que en este camino tenemos logros que nos fortalecen, sabemos que falta mucho por hacer y que sólo podremos ver un cambio si se suman las voluntades del gobierno, la sociedad y más organizaciones.”

¡Ayúdanos a esparcir la voz!

¡Conoce la historia detrás de un defensor/a!